Buscar

laguaridadellector

Leer para saber

Etiqueta

opinión

Piratería: violando los derechos de autor ¿Por qué? ¿Para qué?

20150405225959-bandiera-pirata-jollyroger

Se me ocurrió escribir este post cuando Sheyla dió su opinión sobre esto en una de mis primeras entradas (¿Libro o E-reader?).

Para empezar, ¿Por qué se le llama piratería?

Los primeros piratas aparecieron a partir de la navegación, por lo tanto, la piratería es CASI tan antigua como las embarcaciones, sobre todo las dedicadas al comercio. Estos piratas se dedicaban a saquear otros barcos, robando sus cargas y pidiendo rescates por sus tripulantes. Y por mucho tiempo esa fue la única acepción.

No hay consenso respecto de la etimología de la palabra “pirata”: puede derivar tanto del latin pirāta, que por su parte procedería del griego πειρατης (peiratés) compuesta por πειρα, -ας (peira), que significa ‘prueba’; a su vez deriva del verbo πειραω (peiraoo), que significa ‘esforzarse’, ‘tratar de’, ‘intentar la fortuna en las aventuras’.; como del griego pyros (‘fuego’). El fundamento que se alega es que tras un acto típico de amotinamiento en un barco, para eliminar cualquier tipo de pruebas y toda posibilidad de buscar culpables finalmente se le prendía fuego, no sabiendo por tanto quién había muerto en la trifulca y quién no, resultaba prácticamente imposible encontrar algún culpable si se daba a todos por desaparecidos. Siendo por tanto el término pirata equivalente a incendiario.

Hoy en día, tenemos:

Piratas del asfalto
fast3

Piratas de la noche

(aquellos que se van de trampa y que los Auténticos Decadentes describen en una de sus más populares canciones)

 

Piratas informáticos

hackers-anonymus

De los 3, el primero es el único conceptualmente correcto, en los otros dos no encuentro el fundamento para recibir esa denominación.

Ahora, dejando atrás la primera cuestión (que si se dieron cuenta queda sin responder), me dedico a la segunda:

¿Para qué violar los derechos de autor que tiene una persona sobre su obra?

Yo veo dos respuestas posibles:

  1. Para sacar provecho vendiendo la obra ajena y lucrar con ella.
  2. Para ampliar el alcance de esa obra enriqueciendo la cultura.

En ambos supuestos, las consecuencias negativas para el autor y todo aquel incluido en el proceso de hacer llegar su obra al público de una forma legal, son las mismas: menos copias originales vendidas y lo que ello conlleva. Pero, a pesar de esto, yo defiendo la segunda respuesta: me parece más beneficioso el acceso libre al conocimiento y cultura, que la restricción a estos para beneficio de algunos. El ser humano es, por naturaleza, egoísta. El altruismo llega con la conciencia social derivada de un entorno socio-cultural-educativo adecuado. No me considero completamente altruista, pero me gusta reconocerme a favor del bien mayor para la humanidad, que en mi opinión es la búsqueda del conocimiento, en todas sus ramas. Este conocimiento puede llegar a traer consigo un beneficio inmensurable. De cualquier otra forma, estaríamos desperdiciando nuestro potencial.

Yo, particularmente, me contentaría con contar con el reconocimiento por mi obra, y si trae beneficios, bienvenidos sean. No me molestaría que circulen copias “ilegales” de lo que podría llegar a aportar a la cultura.

Para terminar y clarificar, doy un ejemplo de mi experiencia personal:

De chico yo tenía (todavía tengo) una consola de videojuegos SEGA, y mucho tiempo le dí uso jugando a los juegos originales. Más tarde tuve, para PC, un emulador de ésta consola, dándome la posibilidad de jugar decenas de títulos que nunca hubiera jugado. Muchos estaban en ingles, idioma que no dominaba, pero uno en particular me incentivó a querer aprenderlo para avanzar: QuackShot. Gracias a este juego, “pirata”, y a otros que le siguieron pude aprender este idioma, proeza en la que fallaron varios maestros previamente.

QuackShot_starring_Donald_Duck_-_1991_-_Sega

Espero sus comentarios y opiniones.

 

¿Dónde está Dios, papá? Las respuestas de un padre ateo

9788493795481

Para empezar, el título del libro, de por sí, ya es sugestivo. Clemente García Novella aborda en este libro (que recientemente leí en mi Kindle y que comparto en mi cuenta de Twitter), con soltura y claridad, un problema que se les presenta a los padres que son ateos y que por sus principios, moral, o como quieran decirle, no están dispuestos a imponer sus creencias a sus hijos, cuando éstos cuestionan la existencia de Dios.


Un poco sobre el autor (si no les interesa pueden saltearlo):

790868_1CLEMENTE GARCIA NOVELLA. Nació en Salamanca en 1970. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Zaragoza, cursó estudios de posgrado sobre política económica internacional en la universidad francesa de Aix-Marseille III.

Entre los años 1998 y 2011 se dedicó a la traducción de textos económicos y jurídicos y a la gestión de su propia agencia de traductores e intérpretes. Sus estudios y trabajos le han llevado a residir en Bournemouth (Inglaterra), Aix-en-Provence y Tolouse (Francia), Valencia y Zaragoza (España).

En 2010 ganó el IV Concurso de Relatos Ciudad de Huesca con el cuento titulado Pido Perdon, sus primeras palabras de ficción. En 2011, con su segundo cuento, titulado Vida ciega, quedó finalista del III Premio Ovelles Elèctriques de relatos de ciencia-ficción.

Su primer libro, el ensayo titulado ¿Donde está Dios, papá? Las respuestas de un padre ateo, se publicó en septiembre de 2012.


Hago un punto y aparte para dejar en claro que no es mi intención ofender a nadie con esta reseña, sino simplemente compartir una breve descripción del libro en mención y mi opinión como humilde lector.

Siguiendo con la reseña, este es uno de los pocos libros que me atrapó desde el título: no me lo recomendaron, no andaba en busca de libros del género, ni nada por el estilo, sólo lo vi entre los últimos libros subidos en una página y no pude evitar sentir curiosidad y empatía al ver la cubierta del ebook.

El libro está dividido en  partes que tratan temas que van desde los Dioses, almas, la tierra hasta los milagros y el rezo, entre otros, y que están formados por capítulos que comienzan con una pregunta que podría ser realizada por cualquier niño innatamente curioso. Luego, estos capítulos, siguen en su desarrollo con respuestas objetivas, explicando el autor su punto de vista y dejando al receptor la libertad de elegir en qué creer. Y terminan con un listado de la bibliografía utilizada en ese capítulo.

Lo que destaco del autor es su opinión con respecto a la educación en las escuelas: manifiesta en varias oportunidades la conveniencia de que en las escuelas no se enseñe en qué creer o una determinada religión, sino que se eduque a los alumnos sobre las distintas religiones existentes, su historia, etc. porque son un elemento determinante para entender el mundo en el que vivimos, y que los alumnos decidan en que creer. Comparto esa forma de pensar y transcribo una parte del libro para expresarlo mejor:

Estoy completamente de acuerdo con las palabras que escribió, hace más de dos siglos, el ilustrado escocés James Beattie: “El objetivo de la educación debería ser enseñar cómo pensar antes que enseñar qué pensar“. Me parece que, de lo que debemos proteger a nuestros hijos es, en general, de cualquier adoctrinamiento y de cualquier opinión impuesta por otros.

Para cerrar la reseña de este libro (que recomiendo leer a todo el que pase por este post) voy a empezar con un sistema de calificación de los libros para que puedan tener un valor numérico de mi apreciación por la lectura de cada libro en específico que voy a ir reseñando. La calificación está formada por el promedio de los puntos, del 1 al 10, que le voy a dar al libro con respecto a:

  • Entretenimiento: simplemente, que no sea pesado de leer.
  • Innovación: tiene que tener algo nuevo, distinto del resto.
  • Adicción: no poder dejar de leerlo.
  • Cultura: que aporte conocimiento.
  • Tapa: “No juzgues a un libro por su portada”, yo sí lo voy a hacer. (Incluye el nombre del libro).

¿Dónde está Dios, papá? Las respuestas de un padre ateo

Clemente García Novella

7,6

Entretenimiento 6

Innovación 9

Adicción 5

Cultura 8

Tapa 10


Si les gustó el post agredecería que lo compartan y me cuenten que les pareció.

Leer para saber.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑